El número 9, es un número que representa el misticismo, la sensibilidad de las personas y está cargado de sentimientos de compasión, sinceridad y bienestar. Este número se relaciona con la creatividad, el conocer y la sabiduría. En esta oportunidad queremos hablarte específicamente sobre este místico número. La numerología puede ayudarnos a entender varios aspectos de nuestras vidas con ayuda de los números, los cuales constantemente se ven presentes en nuestras vidas y actúan de maneras positivas o negativas en esta.

De esta forma, en cuanto al significado del número 9, es una necesidad de bienestar, de servir y ayudar a los demás. El número 9 siente el deber de ayudar a otros de manera desinteresada y sólo así, logra sentir esa plenitud interna que todos buscamos.

¿Qué significa el número 9 en numerología?

El número 9, pudiera significar una especie de señal que indica que no estamos solos en nuestra aventura. Es número simboliza todo lo bueno de nuestro corazón y espíritu. Es una invitación a dejar fluir tus talentos para compartirlos con los demás, una invitación a ayudar en la vida de los demás para poder ayudarte a ti mismo.

Tener una presencia constante del número 9, puede estarte diciendo que alguien cercano a ti, re quiere de tu ayuda, o necesita que por un momento, pienses y asistas a esa persona, posiblemente encontrarás respuesta en muchas de tus actividades personales con tan sólo brindar la ayuda a alguien más que esté pasando por alguna necesidad. El número 9 se encuentra directamente ligado a los sentimientos de fe, amor y despertar espiritual. Es un símbolo de karma, armonía y estabilidad. Tener el número 9 en tu vida, representa una señal de que es momento de servir a los demás para llenarte de energía positiva.

En cuando a la personalidad del número 9, encontramos a personas generosas, amables, amistosas y desinteresadas. Acostumbran a perdonar con facilidad, y a trabajar de manera incansable por lograr lo que se proponen. Son personas muy inteligente, y hablar es lo que mejor se les viene. Son fanáticos de las conversaciones de todo tipo, y se les dará muy fácil para socializar y hacer buenas amistades.

El número 9 es absolutamente independiente, y siempre estará enfocado en el lado optimista de la vida. Nos enseña a llevar una vida honesta, a tolerar y aprender a dejar de lado nuestras necesidades personales para ayudar a nuestro entorno.

En diversas culturas, este número es considerado como un número mágico o sagrado, como en el hinduismo, done es el número de su creador, Brahma. Los chinos por otro lado, lo ven como un número protector. En la religión católico-cristiana, es el número del amor, paz, paciencia y alegría, pero representa también la novena hora en la que muere Jesús, y las novenas, son las oraciones que se dedican a los santos durante nueve días consecutivos para pedir su intervención en diferentes situaciones.

El 9 y su lado negativo

En cuanto a su lado negativo, pueden ser un poco desconfiados, además que son tan sensibles que pudieran llegar a sentir todo de manera muy pasional y exagerada. A pesar de ser muy desconfiados, su infinita solidaridad y necesidad por servir a los demás, pudieran traerles muchos problemas a futuro, con personas que se aprovechen de estas hermosas cualidades.

Ventajas de identificarse con el número 9

Tolerancia y esperanza son sus puntos fuertes. El número 9 guarda una energía muy positiva, especial para compartir y hacerla sentir entre los demás. Posee una capacidad inigualable para dar amor a los demás. Posee una fuerza espiritual increíble, y siempre le esperan cosas buenas y positivas. La presencia del número 9 en nuestras vidas, pudiera reflejar nuestro espíritu caritativo y solidario. También es señal de una vida serena, tranquila y en paz.

¿Te parece interesante el significado del número 9? Podemos concluir en que muchos misterios vienen acompañados de este peculiar número, pero a la vez, una de sus más grandes verdades, es que es el número de la ayuda, de la necesidad de servir y vivir por los demás. Es posible que sea señal de poner nuestra mente y deseos en orden, para ayudarnos a nosotros mismos o incluso, para aprender a escuchar a los que están cerca de nosotros. También puede ser señal de que estás a pocos pasos de cumplir tus metas.