Generalmente, el significado del color rosa, está asociado a sensaciones de fragilidad, sensible, tierno y cariñoso. En la sociedad, este color es el más representativo para las mujeres, intentando justamente resaltar y demostrar las características más femeninas, sensibles y hermosas de la mujer. Sin embargo, esto no siempre fue así, y por eso es tan interesante y curioso el poder de la psicología del color.

Se conocen por lo menos 50 tonalidades del color rosa, y cada una guarda su propio significado. Este color se obtiene con la mezcla del blanco y el rojo, dos colores un tanto opuestos en significado, siendo el blanco más relacionado con la limpieza y pureza, y el rojo, un poco más llamativo y extrovertido que el anterior. Sin embargo, el rojo guarda las particularidades románticas y amorosas que el rosa refleja. Para sacarte de dudas, en este artículo intentaremos hablarte un poco más de las sensaciones psicológicas que se conocen del color rosa. 

¿Qué significa el color rosa en la psicología?

El nombre del color rosa, proviene originalmente de una hermosa flor que está muy relacionada a la femineidad: la rosa, y esta flor a su vez, trae sensaciones muy románticas y eróticas, siendo uno de los símbolos principales de fechas como el día de San Valentín, donde las parejas justamente suelen regalarse entre ellos, hermosas rosas para expresar su amor y aprecio al otro.

Debido a que el nombre proviene de la conocida rosa, la cual es una flor bastante delicada y hermosa, el color fue adquiriendo las mismas propiedades. El rosa es un color que denota amabilidad y encanto, delicadeza y sensibilidad. Es probable que por esta razón, haya ido alejándose de las características que generalmente se asocian a la masculinidad, pero esto es meramente psicológico.

Sin duda el color rosa, guarda muchas similitudes con el significado del color rojo. Como explicamos en un principio, el rosa es un color asociado generalmente para las niñas, y por eso, muchos productos infantiles suelen llevar grandes cantidades de este color. Pero antiguamente, era todo lo contrario a lo que es ahora, siendo entonces el rosa, un color que era exclusivo para hombres y niños. Luego de la Primera Guerra Mundial, fue que se volvería tendencia entre las mujeres, sin ninguna razón en específico, simplemente por moda, una moda que ha quedado tan marcada hasta nuestros días, que este color, terminó por ser el característico de este género. 

Debido a esta historia, es normal que las mujeres utilicen entonces el rosa para destacar y resaltar su femineidad y hermosura. Pero por otra parte, en los hombres, denota autoconfianza y seguridad en ellos mismos. Es un color que significa dulzura, compresión y amistad.

Como indicamos en un comienzo el significado del color rosa, está relacionado al amor, el cariño y hasta lo cursi. Todo aquello que es bello o tierno, se representa con tonos suaves de rosa. En meditación, este color ayuda a llenarnos de sentimientos positivos, como cariño, amor y empatía. En el amor el rosa, nos habla de la parte más bonita de este, la más dulce y cariñosa, que nos deja expresar todos los sentimientos reales que tenemos hacia otra persona.

En este sentido, es un color que se relaciona con la maternidad, pero no nos referimos precisamente a la maternidad en espera de una niña. Hablamos del sentimiento e instinto maternal, justamente por su significado amoroso y lleno de cariño. Es un color que guarda mucha energía positiva, pero especialmente amorosa que durante el embarazo, puede transmitir hermosas sensaciones al bebé.

En la actualidad, el significado del color rosa, está relacionado con un mensaje muy importante, y es la lucha contra el cáncer de mama, y es por eso que solemos verlo acompañando mucho material publicitario que se enfoca en esta significativa causa.

Podemos concluir entonces en cuanto al significado del color rosa, que a pesar de su larga historia, guarda entonces significados muy acertados y similares, destacando principalmente el amor, cariño y sensibilidad. En sus tonalidades más suaves, como rosa pastel, suele ser representante de la inocencia, la dulzura y la fantasía. Sin duda un hermoso color lleno de hermosos y verdaderos sentimientos, completamente alejado de la malicia, toxicidad y negatividad.