El color naranja, es el resultado de la mezcla de dos colores primarios muy particulares y llamativos. El rojo y el amarillo. Ambos colores hablan de sentimientos y sensaciones positivas, vibrantes y llenas de energía, y por lo tanto ofrecen la mismas propiedades al color naranja.

El naranja, nos libera de emociones negativas, habla de seguridad, estabilidad y armonía. El significado del color naranja, tiene consigo las propiedades cálidas y bondadosas del color amarillo, y a su vez, la intensidad vibrante del color rojo. Si quieres conocer un poco más sobre las interesantes particularidades del color naranja en la psicología humana, te invitamos a leer este artículo que intentará revelarte muchas curiosidades que acompañan a este color.

 ¿Qué significa el color naranja en la psicología?

Al igual que ocurre con el color amarillo, el color naranja está asociado con lo juvenil y divertido. Generalmente, las personas que se relacionan con este color, son conocidas por ser extrovertidas, alegres, divertidas y energéticas. Estas personas son igualmente sociables, alegres y simpáticas. 

Este color obtiene su nombre por la conocida fruta que tiene el mismo color, la naranja, la cual antiguamente, era una fruta muy exótica, y por lo tanto, este color se asocia también con lo exótico y también lo tropical. La naranja, es también fuente de vitamina C, lo que entre muchas propiedades, ofrece energía para las actividades diarias.

El significado del color naranja, es de entusiasmo y exaltación. Si bien asociamos el amarillo y el rojo con el fuego, la verdad es que este es más representativo con tonalidades naranja, y el fuego, suele ser símbolo de pasión, intensidad, y muchas cualidades positivas y animadas. Según Knadinsky, el color naranja se asocia a sentimientos de determinación, triunfo, energía y fuerza. 

Cuando hablamos de combinaciones de rojo y amarillo, son dos colores que se asocian generalmente con comida y gastronomía. Como explicamos, la mezcla de ambos es lo que da origen al naranja, el cual guarda también esta gran característica de ser relacionado con alimentos, olores y deliciosos sabores. Encontramos en la naturaleza, infinidad de alimentos que tienen este color de manera natural.

En la historia, este color estaba relacionado con la fertilidad o el éxtasis, pues en la antigua Grecia, el conocido dios Dionisio, uno de los dioses representantes de la mitología griega, lo mostraban vistiendo prendas de color naranja, al igual que sus sacerdotisas. Dionisio era el hijo de Zeus, y fue conocido como el dios del vino, inspirador de la locura y el éxtasis.

Desde un perfil psicológico, el color naranja, está asociado normalmente con la histeria y una posible inestabilidad mental y extrema ansiedad. Por esta razón, no se recomienda utilizar este color en el hogar, si se busca paz y calma, pues por ser un color que se obtiene de la mezcla de otros colores igualmente vibrantes y llenos de energía, ofrecen sensaciones contradictorias a las esperadas.

Sin embargo, todo depende de la tonalidad del mismo. En este sentido, por ejemplo, el naranja albaricoque o melocotón, es ideal para calmar los nervios, siendo un color que refleja mucha armonía y tranquilidad.

Entre los datos curiosos que podemos mencionar, los budistas utilizan una vestimenta naranja, que refleja una felicidad equilibrada, iluminación y espiritualidad. Dependiendo de la intensidad entonces de este color, podemos hablar de sentimientos muy equilibrados o exaltados.

En el campo de la meditación, el color naranja, al igual que el color amarillo, resulta bastante útil para sanar la depresión y subir el ánimo, ofreciendo a las personas un sentimiento más de paz, estabilidad, alegría y motivación espiritual.

También cuando hablamos de naranja, es inevitable pensar en una de las estaciones del año más bonitas y tranquilizadoras, que es el otoño, momento en el cual las hojas de los árboles se tornan de un intenso color naranja y comienzan a caer para dar paso al invierno y posteriormente a la primavera, donde todo comienza a florecer. Es entonces acertado relacionar este vibrante color con la esperanza y el cambio.

Ciertamente, el color naranja guarda muchas sensaciones distintas, dependiendo de su tonalidad, y como hemos entendido, mientras más intenso sea el color naranja, mayor intensidad tendrá su significado, pero podemos concluir con que el significado del color naranja, guarda básicamente la siguiente características: alegría, armonía, energía, prosperidad y fortaleza.